domingo, 10 de febrero de 2008

Miradas

El tiempo esta parado,
yo corriendo, busco una nueva vida,
las oxidadas agujas de mi reloj, congeladas
marcan mi soledad, indican el camino
que me aleja de tu sonrisa.

Por un largo y eterno camino,
recuerdos voy dejando atrás,
en el olvido,
te he dejado,
he aprendido a no llamarte más.

Infinito camino el que recorro,
un bulevar repleto de miradas
perdidas, abandonadas,
desoladas, rotas,
miradas,
deseosas de encontrar unos ojos
que reflejen esperanza.

Jorge

2 comentarios:

Juls dijo...

He aprendido a no llamarte más...seguro?gg
aún así me ha encantado......

me alegra que te haya gustado mi obra artística..gg...ahora te invito a mi otro blog........

besitooos!

te leeré!!!!!!!!!

Marina dijo...

Esta poesía me ha gustado mucho.......tengo ese mismo malestar en el alma...
Gracias por compartirla con todos nosotros Jorge.